En América Latina existen más de 800 pueblos indígenas

El 9 de agosto celebramos el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Con una población cercana a los 45 millones, que se caracterizan por su diversidad

En América Latina existen más de 800 pueblos indígenas, con una población cercana a los 45 millones, que se caracterizan por su diversidad demográfica, social, territorial y política, desde pueblos en aislamiento voluntario hasta su presencia en grandes asentamientos urbanos.

En algunos países de la región suponen casi el 50% de la población, como Guatemala y Bolivia, y en otros constituyen una minoría, excluida de las grandes políticas públicas y sin apenas representación en las instituciones del Estado. A esto se añade que los territorios de los pueblos indígenas son ricos en recursos naturales y el crecimiento económico en la región es altamente dependiente de su explotación, lo que supone una permanente presión sobre las comunidades y su forma de vida.

En la otra cara de la moneda se encuentra el elenco de derechos reconocidos a los pueblos indígenas en los Tratados Internacionales desde 1989. Estos Tratados reconocen el derecho de los Pueblos Indígenas a asumir el control de sus propias instituciones y formas de vida y de su desarrollo económico y a mantener y fortalecer sus identidades dentro del marco de los Estados en que viven.
Sus dos postulados básicos son: 1. su derecho a mantener y fortalecer sus culturas, formas de vida e instituciones propias; y, 2. su derecho a participar de manera efectiva en las decisiones que les afectan.

Los principales derechos que se reconocen son: la propiedad de sus tierras, la preservación de sus conocimientos tradicionales, la autodeterminación y la consulta previa.

En países como Colombia, la población indígena constituye un 4,5% de la población

El departamento del Vaupés es el que más porcentaje de población indígena presenta (81%). Cáritas acompaña a tres comunidades indígenas de este departamento que están viendo amenazado su territorio y su cultura.

El territorio para las comunidades de Murutinga, Timbo de Betania y Bogotá Cachivera se entiende como un derecho fundamental para la existencia digna e integral del colectivo, en ella se conjuga la cosmovisión, se crea y se recrea la cultura, se desarrolla la espiritualidad, fortalece la lengua, provee y garantiza el alimento (soberanía alimentaria) y la economía comunitaria. De su buena administración depende en gran parte el buen vivir y el bienestar comunitario.

Actualmente se ven amenazadas por la construcción de una infraestructura de comunicación que atraviesa su territorio y por los mercados de bonos de carbono.

Introduzca el importe a donar sin decimales.