30 de marzo. Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar. TRABAJADORAS INVISIBLES

Desde 1998, se reivindica el 30 de marzo como el Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, con el propósito de colocar en la agenda política la situación de discriminación sistemática, de precariedad, infravaloración e insensibilidad que sufre este sector.

Este año, desde Cáritas Diocesanas de Canarias, y especialmente desde el grupo de mujeres trabajadoras del hogar Maresía, reivindicamos, una vez más, la importancia de este sector, pilar básico de nuestra sociedad, que continúa padeciendo:

  • Un régimen especial, que impide al acceso a la prestación por desempleo
  • El único empleo en el que se permite el despido por desistimiento, es decir, sin argumentar las causas.
  • En el que, al menos un 34% de las personas trabajan sin contrato, siendo un 53% las personas que reconocen haber ejercido el empleo doméstico en algún tipo de situación de irregularidad.
  • La feminización importante del sector

Desafortunadamente, en la actualidad y como consecuencia del COVID19, esta situación se ha agravado poniendo al colectivo en alto riesgo de vulneración de derechos y exclusión social.

Celebramos el reconocimiento del derecho a desempleo durante el periodo de pandemia, si bien se ha manifestado insuficiente por ser el 75% de la base de cotización (en régimen especial) y la campaña de inspección para la regularización de las empleadas del hogar.

Nos toca seguir en el camino y continuar las reivindicaciones para conseguir el reconocimiento de las Trabajadoras del Hogar, como trabajadoras de pleno derecho, imprescindibles para el desarrollo de nuestra sociedad. Nunca más TRABAJADORAS INVISIBLES.

Introduzca el importe a donar sin decimales.