El Proyecto Esperanza mantiene la atención y el asesoramiento a personas en situación de adicción

Desde que se decretó el estado de alarma por la Covid-19, Cáritas Diocesana de Canarias ha reorganizado el trabajo para poder seguir acompañando a las personas que atendía y para poder dar respuesta a las nuevas demandas respetando siempre las recomendaciones sanitarias.

 

El Proyecto Esperanza, que trabaja en la atención y rehabilitación de personas que presentan una problemática de adicción y en el apoyo a sus familias, se ha visto en la necesidad de cerrar su comunidad terapéutica en el Valle de Agaete, pero su equipo técnico no ha dejado de acompañar a las personas que formaban parte del proyecto por vía telemática.

 

A la espera de recuperar la normalidad en el trabajo, cualquier persona que necesite ser atendida por encontrarse en una situación de adicción, puede contactar con los y las profesionales del Proyecto Esperanza a través del teléfono de acogida 678106362.

Introduzca el importe a donar sin decimales.