Cuidándonos Cuidando sigue latiendo

En el curso 2012/13 se iniciaba en Cáritas Diocesana de Canarias el proceso formativo “Cuidándonos cuidando” que cuatro años después, en el presente curso 2015/16, sigue teniendo lugar un viernes al mes en los Servicios Generales.

Este espacio lo dinamiza Lola Díaz Palarea, voluntaria psicoterapeuta, que mensualmente y en coordinación con el Equipo de Formación, acompaña a las 16 personas voluntarias pertenecientes a Grupos de Cáritas Parroquiales de seis arciprestazgos que han construido el actual grupo “CUIDÁNDONOS CUIDANDO”.

En estas sesiones se ha ido trabajando los diferentes aspectos de la relación de ayuda que han ido emergiendo de la experiencia compartida de las personas voluntarias participantes. Temas que, por la complicidad y conexión que ha madurado en el grupo, tienen una base sólida y profundamente relacionada con la toma de consciencia de uno/a mismo/a y del nivel de coherencia aplicada entre la forma de pensar, de sentir y de actuar en el encuentro con la otra persona y desde la acción concreta que desempeñan en Cáritas.

Actualmente, en algunas sesiones de «Cuidándonos» comienza a cobrar protagonismo la dimensión comunitaria de la tarea, vinculada a la actitud del compromiso y la relación con las personas de los grupos de trabajo a los que pertenece el voluntariado participante. Destacar la importancia de que todas las personas que acompañan a otras puedan compartir cómo se encuentran y cuidarse en su grupo, dándole fuerza al trabajo en equipo y reflexionando en qué medida esto se refleja en lo que después realizan en Cáritas.


Un objetivo piloto que se ha propuesto el grupo a partir de este curso, es poder compartir y desarrollar una sesión en algún grupo de Cáritas Parroquial al que pertenezca el voluntariado que forma parte de “Cuidándonos Cuidando”, conectando de esta manera con otras personas voluntarias y posibilitando que se enriquezcan de la experiencia y se nutran de algunas claves y pistas en su grupo de origen.

La forma de participar en “Cuidándonos cuidando” ha sido a través de la invitación por parte de algún miembro que ya forma parte del mismo, puesto que se trata de un grupo con cimientos propios que han podido ir fortaleciendo a través de su trayectoria. La participación también responde a criterios relacionados con el máximo de personas, temporalidad, pertenencia y rol en Cáritas, compaginándolo con el objetivo y el cuidado del actual grupo.

Ahora toca una merecida paradita vacacional y a la vuelta seguir avanzando. La siguiente sesión se retomará a la vuelta de las vacaciones, el 30 de septiembre, y las personas voluntarias del grupo ya tienen su calendario planificado hasta diciembre del presente año.

¡Gracias por las experiencias compartidas y el trabajo conjunto!

 

 

Introduzca el importe a donar sin decimales.