El divorcio entre la ciudadanía y los poderes políticos y económicos generan movimientos sociales

Varias afirmaciones resonaron durante la mañana de hoy en el segundo día de las Jornadas Instucionales organizadas por Cáritas Diocesana de Canarias. Una es que «el divorcio entre la ciudadanía y el poder legislativo y económico, es el secreto del éxito de la proliferación de movimientos sociales», que fue dicha por Isabel Saavedra, representante de Stop Deshaucios dentro de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas. La segunda es que «nos tratan de convencer de que las respuestas ante la Administración es individual, cuando sólo juntos conseguimos realizar los cambios», según José Villalba, portavoz de la Coordinadora por la Salud y la Sanidad Pública. La tercera frase a destacar, que corrió a cargo de Johanna Ramos, del programa de Empleo de Cáritas Canarias, fue un canto a la esperanza, ya que recordó que «las claves para construir otro tipo de sociedad las tenemos dentro. Nos hemos criado en lugares en donde cuando a una persona le sobraba unos kilos de papas se las daba al vecino, y cuando alguien sufría un acontecimiento difícil de llevar, allí estaban los vecinos para acompañarle. Todo eso lo tenemos dentro. No sólo somos lo que nos va tocando ser a cada instante, somos todo».

Por su parte, Belén Hidalgo, representante de Asamblea Canaria por la Educación Pública recordó que «la brecha entre la educación y la dignidad de los menores es cada vez más estrecha», por lo que demandó «un área definida desde Cáritas para tratar la educación».

Cada uno de los participantes en la mesa de experiencia trataron de definir los objetivos de sus organizaciones y plataformas, así como sus métodos de trabajo y su origen. No obstante, y pareciendo situaciones diferenciadas los deshaucios, la educación, el empleo y la sanidad, la realidad es que en todas las explicaciones aparecieron pautas comunes: Decisiones administrativas adoptadas a espalda de los intereses colectivos y una reacción a las mismas que tomaron forma al unirse las víctimas de dichas decisiones.

En este sentido, desde Stop Deshaucios se recodaba que respecto a las hipotecas «no se crearon leyes que defendieran los intereses de los consumidores, y se fomentó la compra de la vivienda pensando sólo en la riqueza que generaba a unos pocos en sobrendeudamiento de la gran mayoría».

Desde el aspecto sanitario, el cambio apareció con las transferencias a las comunidades autónomas. «Hasta entonces», indicó Villalba, «la sanidad privada no se había desarrollado. Son las medidas adoptadas por los legisladores las que han permitido el deterioro de la pública en pro de la privada».

Renta básica

La primera de las ponencias corrió a cargo de Fátima Díaz, secretaria general, que llevó a cabo la exposición de los datos de la realidad canaria, basada en la Memoria 2012 de Cáritas Diocesana de Canarias, que fueron presentados a los medios de comunicación hace pocas semanas y que están publicados en esta web.

Díaz destacó las propuestas que realiza Cáritas, y denunció la oleada de recortes en derechos «que ha agravado las situaciones de empobrecimiento de las familias».

También hizo especial mención a la necesidad de garantizar una renta básica que permita vivir y promocionar a la persona en exclusión o en peligro de estarlo, ya que hasta ahora la única alternativa es apartar a las víctimas de la sociedad.

Leave a Reply

Introduzca el importe a donar sin decimales.