Aumentan los casos de pobreza energética en Canarias

Intervención de la secretaria general de Cáritas Diocesana de Canarias, Caya Suárez, en ‘Buenos Días Canarias’ de Televisión Canaria para denunciar esta realidad

No se trata sólo de poder pagar el recibo de la luz. Quien llega a Cáritas Diocesana de Canarias está en situación de desempleo, no recibe ayudas públicas, deja de pagar el alquiler, la telefonía e Internet, los libros para el comienzo de cursos de los hijos, las medicinas… Desde Cáritas Diocesana de Canarias se ha detectado un aumento de casos en los últimos meses, como afirma la secretaria general de Cáritas Diocesana de Canarias, Caya Suárez, en Televisión Canaria.

Las consecuencias directas de la pobreza energética afectan en primer lugar a la salud de las personas. Vivir en una casa con temperaturas bajas o con humedades de forma prolongada está relacionado con el desarrollo de enfermedades físicas y mentales, que perjudican especialmente a bebés, adolescentes y personas mayores.  También existen otras consecuencias indirectas relacionadas con aspectos sociales como el absentismo laboral, el bienestar o el rendimiento educativo.

Puede ver la intervención de Caya Suárez en el programa Buenos Días Canarias en el siguiente vídeo:

Introduzca el importe a donar sin decimales.