Cáritas Diocesana de Canarias con Ucrania

Cáritas inicia una campaña para atender la emergencia humanitaria provocada por la guerra 

Cáritas está profundamente preocupada por el impacto de la guerra en Ucrania en la población local, que ya vive en condiciones críticas ocho años después del inicio de la crisis en la que murieron 14.000 personas y desplazó a otros 1,5 millones. La escalada bélica está teniendo un efecto devastador en la vida, seguridad, salud, y otros derechos humanos básicos de las personas afectadas, tanto ucranianas, como afectadas por la movilidad humana (migrantes y solicitantes de protección internacional) que se encontraban en Ucrania antes de la guerra y ahora intentan salir, no sin dificultades por la discriminación, a otros países más seguros.  

El gobierno de Ucrania y los países limítrofes tienen la obligación de evitar todo trato discriminatorio contra las personas migrantes y/o refugiadas que pretenden cruzar sus fronteras en busca de un lugar seguro. 

Los efectos de esta guerra, de durael  conflicto, avocarían a esta parte del mundo a una catástrofe humanitaria sin precedentes desde la II Guerra Mundial. Las cifras de las necesidades de emergencia ya eran dramáticas: “Antes del ataque, había 2,9 millones de habitantes locales a ambos lados de la línea de contacto que necesitaban asistencia humanitaria. Hoy, ese número está aumentando exponencialmente”, comunicó Tetiana Stawnychy, presidenta de Cáritas Ucrania el pasado 24 de febrero. 

En la situación actual, excepto en el Este y algunos barrios de Kiev, las oficinas de Cáritas continúan atendiendo de manera coordinada a la población necesitada, teniendo en cuenta los actuales riesgos. Las 36 oficinas alrededor del país y la Cáritas nacional en Kiev y Lviv. Cáritas Ucrania ha preparado un proyecto de emergencia para satisfacer las necesidades básicas (comida caliente, agua, kit de higiene básica, refugio temporal) de las personas más vulnerables en su desplazamiento. Se pide ayuda para equipar 11 centrosde atención (Kramatorsk, Rubizhne, Zaporizhya, Volnovakha, Mariupol, Kharkiv, Dnipro, Kyiv, Zhytomyr, Odesa, Ivano-Frankivk). Ante la situación y en base a la experiencia de 2014, los equipos humanos ya están formados en ayuda de emergencia.  

Las oficinas de Cáritas que no están siendo atacadas se están preparando para atender a los desplazados internos. En los centros de atención se ofrece: 

Punto de información actualizada; Reparto de comida caliente, agua, kits de higiene básica; Transporte seguro; Refugio para personas que no tengan otra opción; Lavandería comunitaria; Atención a personas especialmente vulnerables (ancianos, personas con discapacidad, menores) y; Apoyo emocional básico y zona de ocio para niños (deportes y manualidades). 

La Confederación Cáritas está lanzando un llamamiento de emergencia para apoyar el trabajo de Cáritas Ucrania. El programa tiene como objetivo apoyar a las personas afectadas por el conflicto con alimentos, agua potable, alojamiento seguro y kits de higiene, así como garantizar un transporte seguro para que las personas vulnerables puedan reunirse con sus seres queridos y acceder a zonas seguras. “Necesitamos vuestro apoyo para tener la oportunidad de responder a la crisis humanitaria y ayudar a las personas afectadas por la guerra”, dice Tetiana Stawnychy. 

Cáritas Española trabaja en Ucrania desde 2010, apoyando proyectos de acción social y de emergencia. Aunque en este momento, todos estos programas están detenidos, a la espera de que la situación se estabilice, se están apoyando económicamente los proyectos de Cáritas Ucrania y del resto de la región (Bulgaria, Moldavia, Romania, Polonia) para garantizar la movilidad segura de las personas que se ven obligadas a huir de la guerra, con atención especial a las personas vulnerables. Cáritas continuará con su misión humanitaria y sus servicios sin dejar a nadie atrás. 

Cáritas Diocesana de Canarias sigue contribuyendo a este esfuerzo conjunto y fraterno de Cáritas Española y ha aportado 10.000€ de sus fondos propios a la campaña “Cáritas Con Ucrania”. Las necesidades crecen a diario, e invitamos a todas las comunidades, empresas colaboradoras y personas a contribuir con sus donativos en la cuenta:  

CAMPAÑA “Emergencia humanitaria “Cáritas con Ucrania”

Cuenta: CaixaBank ES23 2100 8943 69 1301359278

Titular: Cáritas Diocesana de Canarias

Concepto: Emergencia Cáritas con Ucrania.

BIZUM: 38068

Introduzca el importe a donar sin decimales.