Encuentro interinsular de voluntariado en Lanzarote

El pasado sábado 24 de noviembre se reunió el voluntariado de Cáritas del Arciprestazgo de Lanzarote y Fuerteventura en el Encuentro Interinsular que organizan cada año para encontrarse. Alrededor de 70 personas participaron en un día que comenzó con la acogida del voluntariado que venía desde Fuerteventura.

Seguidamente continuaron con la presentación del espacio y con una oración conjunta que invitaba a abrir la mirada, el corazón y las manos a otras realidades y a la labor en sí que como agentes de Cáritas llevamos a cabo en nuestro día a día desde las parroquias.

En esta ocasión ambos arciprestazgos quisieron darle un espacio dinámico y formativo a una realidad que les preocupa: las personas atendidas de diferentes procedencias y orígenes. Para eso contaron con la presencia del Área Internacional de Cáritas Diocesana de Canarias, que propuso un trabajo por grupos para aproximarnos al origen, tránsito y destino de las personas que llegan a las islas en busca de una mejora de su realidad. También se abordó la realidad de la Cooperación Internacional y del trabajo que Cáritas Diocesana está apoyando en otros países.

La mañana iba acabando con un espacio en gran grupo de exposición de las reflexiones que se hicieron, de las preguntas que surgían, y de las concreciones que como grupos de Cáritas necesitábamos para seguir avanzando y comprometiéndonos con esta realidad.  El broche final lo puso el testimonio de una voluntaria del Área Internacional, que relató de primera mano su experiencia y animó al resto de compañeros y compañeras  a hacer una revisión en nuestras comunidades sobre cómo estamos abordando esta realidad, cómo podemos aportar nuestro granito de arena en la cooperación internacional y cómo, en definitiva podemos seguir construyendo el Reino aquí en la tierra.

En palabras de nuestro Papa Francisco “¡Hermanos, no tengamos miedo de compartir el viaje! ¡No tengamos miedo de compartir la esperanza!”

Al  término de esta sesión de trabajo, ya nos dispusimos a compartir el almuerzo y la sobremesa con la buena sensación de un espacio compartido, vivido, y reflexionado.

Gracias  a todo el voluntariado que hace posible este encuentro.

Gracias también a los compañeros del Área Internacional por contarnos y acercarnos otras realidades, por abrirnos el horizonte y contarnos otras cosas que no sabemos.

¡GRACIAS A TODOS Y A TODAS! Nos vemos el próximo curso en Fuerteventura.

Introduzca el importe a donar sin decimales.