Haciendo visible la situación de las personas sin hogar

 

El pasado 24 de noviembre salimos a la calle para hacer visible la situación de las personas sin hogar de nuestra provincia. A raíz de una propuesta de Cáritas Española, que animaba a realizar un flashmob de forma simultánea en todas las ciudades de España, en Gran Canaria las concentraciones tuvieron lugar en tres puntos distintos: en Las Palmas de Gran Canaria, en Vecindario y en Maspalomas. Estos actos de calle se celebran en el marco del Día de las Personas sin Hogar, que este año se conmemoró el 27 de noviembre y que se viene realizando en nuestro país desde hace 24 años.

Bajo el lema “Hazme visible. Por dignidad, nadie sin hogar»,  el objetivo de estos encuentros fue reclamar un modelo de sociedad diferente que haga realidad lo que hoy parece imposible: que toda persona viva con dignidad en un hogar propio y digno.

En el Parque San Telmo, contamos con la presencia de trabajadores, voluntarios y personas atendidas por el Área de Personas Sin Hogar, que dinamizaron actividades de sensibilización dirigidas al alumnado del Colegio Claret, que se acercó a conocer la realidad que viven las personas sin hogar con las que trabajamos. 

Se organizaron diferentes actividades por las que fueron pasando todos los alumnos y alumnas: testimonios de personas atendidas, dinámicas de role play, un juego de la oca, escritura de mensajes para el árbol de los deseos, elaboración de carteles y máscaras para el flashmob… A través de todas estas actividades, los jóvenes que acudieron a este encuentro pudieron conocer de primera mano las historias de personas que se han visto abocadas a esta situación y las reivindicaciones de un colectivo cuyos derechos se ven completamente vulnerados.

El momento de más impacto visual llegó con el flashmob. Ataviados con máscaras blancas que representan la invisibilidad que sufren las personas sin hogar, se realizó un recorrido por la calle Triana, llamando la atención de todo el que pasaba por allí.

Tras el flashmob, se procedió a la lectura del manifiesto, un texto a través del cual se pretendía «transmitir un mensaje de dignidad, de derechos, de posibilidad, de rostros y personas concretas que ponen nombre y piel a las salvajes cifras del descarte y la exclusión.»

Cáritas Diocesana de Canarias atendió durante el primer semestre de 2016 a 942 personas sin hogar. Una cifra que no puede dejarnos indiferentes y que nos empuja a seguir trabajando ser una sociedad decente, justa y digna que garantiza los derechos y la dignidad de todas las personas. Hagamos visibles a las personas sin hogar, reconozcamos sus derechos y su dignidad.

Introduzca el importe a donar sin decimales.