JORNADA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE

JORNADA MUNDIAL POR EL TRABAJO DECENTE

¿Por qué nos unimos en torno al 7 de octubre?

Desde el pasado año, un grupo de organizaciones de inspiración católica y congregaciones religiosas presentes en España y a nivel internacional hemos puesto en marcha una red de trabajo con el objetivo de situar en la primera línea de las agendas de nuestras entidades la necesidad de un trabajo decente para todas las personas.

Nuestro precedente fue la reunión celebrada en Roma los días 29 y 30 de abril de 2014, en la que estuvieron presentes representantes de nuestras coordinaciones internacionales,  las autoridades de la Santa Sede y los líderes de la Organización Internacional del Trabajo, con el objetivo de colocar explícitamente el “trabajo decente para todas las personas» entre los objetivos de desarrollo sostenible en la agenda post-2015.

Con esta misma motivación, miembros de los equipos y comisiones permanentes de Cáritas Española, Confederación de Religiosos, Hermandad Obrera de Acción Católica, Justicia y Paz, Juventud Estudiante Católica y Juventud Obrera Cristiana nos hemos reunido periódicamente en Madrid para poner sobre la mesa proyectos comunes y elaborar una estrategia para articular una reivindicación que consideramos fundamental en este momento social, político, eclesial y cultural.

Así, el 5 de mayo de 2015 salió a la luz la declaración Iglesia unida por el trabajo decente, que recogía el fruto de la reflexión conjunta sobre este tema a lo largo del año, a la que se han unido más de cincuenta organizaciones de Iglesia.

Con el horizonte puesto en el deseo de acometer futuras acciones y fortalecer esta coordinación, hemos pensado en el 7 de octubre, día que se celebra la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, como fecha idónea para llevar a cabo iniciativas conjuntas en la que nuestras mismas organizaciones se coordinen en las diferentes diócesis en las que estamos presentes, dando así a esta red una dimensión no únicamente estatal, sino diocesana y local, pues consideramos que nuestra vocación es informar, sensibilizar y hacer llegar el reclamo de este derecho a toda la Iglesia y la sociedad.

Tal y como afirma el Papa Francisco, “Es necesario reafirmar que el trabajo es una realidad esencial para la sociedad, para las familias y para los individuos, y que su principal valor es el bien de la persona humana, ya que la realiza como tal, con sus actitudes y sus capacidades intelectuales, creativas y manuales. De esto se deriva que el trabajo no tenga sólo un fin económico y de beneficios, sino ante todo un fin que atañe al hombre y a su dignidad. ¡Y si no hay trabajo esa dignidad está herida!

Les invitamos a unirse a nosotras y nosotros el 7 de octubre, en el Parque San Telmo, donde estaremos a las 18.00 horas elaborando  el «Mural por el trabajo decente» y a las 19:30 horas, celebraremos una Eucaristía.

Leave a Reply

Introduzca el importe a donar sin decimales.