Cáritas celebra su día grande, el Corpus Christi

Como cada año, la fiesta del Corpus Christi celebra el amor fraterno, el momento en que Jesús se hace presente en medio de la Iglesia. La vida de los cristianos gira en torno a la Eucaristía, cuando el pan se convierte en el cuerpo de Cristo y los cristianos asumimos los valores y el estilo de vida de Jesús. La caridad no es dar lo que nos sobra, es compartir lo que se tiene; es compartir un estilo de vida más justo y solidario.

Para Cáritas, el Corpus es el momento en el que compartimos nuestras reivindicaciones y las acciones que llevamos a cabo para construir una sociedad más justa. Por eso, el pasado 4 de junio presentamos nuestra Memoria Institucional de 2014, que bajo el lema «Siembra esperanza, construye futuro» refleja el trabajo realizado por Cáritas en pro de los derechos fundamentales de las personas: el derecho al trabajo digno, a la salud, a la educación, a la vivienda y a los servicios sociales. Los datos de nuestra Memoria son claros: las situaciones de pobreza se han arraigado en nuestro archipiélago. Aunque últimamente han salido a la luz pública datos económicos que apuntan a una notable mejora de la economía, la realidad social con la que trabajamos en Cáritas es otra bien diferente.

Tal y como reflejamos en esta Memoria Institucional, el soporte que han venido dando las familias hasta ahora se agota y las prestaciones por desempleo se tornan insuficientes para afrontar las complejas situaciones de las familias en situación de pobreza. Tal y como apuntó Fátima Díaz (secretaria general de Cáritas Diocesana de Canarias) «esta crisis está convirtiendo la pobreza en intensa, extensa y crónica».

En Cáritas Diocesana de Canarias no queremos cerrar los ojos ante esta realidad, por eso, desde los valores del cristianismo, trabajamos por un mundo más justo, amando a la persona (eje central de nuestra acción social) y defendiendo sus derechos.

Por eso, tras la presentación de la Memoria Institucional celebramos un Gesto de denuncia y concienciación en la Plaza Santa Ana, bajo el lema «¡Son nuestros derechos y queremos garantía!». En este acto, trabajadores, voluntarios y personas atendidas por Cáritas nos reunimos para reivindicar el respeto a los derechos fundamentales de las personas.

Ya el domingo 7 de junio, día del Corpus Christi, realizamos nuestra tradicional alfombra frente a la Catedral de Santa Ana, un enclave privilegiado en el histórico barrio de Vegueta. Con sales de colores y mucha dedicación, quisimos que nuestra defensa de los derechos básicos se viera reflejada en nuestra alfombra.


Leave a Reply

Introduzca el importe a donar sin decimales.