Más de 300 personas se «plantaron» ante las injusticias el domingo junto a la Catedral

Más de 300 personas se reunieron ayer domingo por la mañana para «plantarse» ante las injusticias y el recorte de los derechos fundamentales en nombre de un sistema que pone los intereses del dinero y del poder por encima de las necesidades sociales, ya sean educativas, sanitarias, de vivienda o alimenticias. Junto a la Catedral de la Diócesis de Canarias y durante media hora, los asistentes mostraron su intención de no dar un paso más en este camino que se ha marcado desde las instituciones del Estado. La convocatoria se realizó por Cáritas Diocesana de Canarias y se enmarcó dentro de los actos que con motivo del aniversario de la Diócesis de Canarias se realizaron el pasado domingo.

 

El acto comenzó a las 11.00 horas entre la puerta de la basílica y el callejón de San Marcial, concentrándose en torno a un cartel en el que se podía leer el lema: Amar la persona, amar sus derechos, y que ha sido el texto sobre el que ha girado las campañas de Cáritas Diocesana de Canarias en los últimos cuatro años.

Con varios maceteros que sirvieron como símbolo de esta plantación humana, los y las participantes portaron carteles en los que se podía leer los diferentes motivos que les llevaban mostrar su rechazo a la deriva social que se está dando desde las instituciones públicas.

Además de pancartas que denunciaban la realidad que vivimos, se podían leer propuestas como «no hacer recortes en el sistema público de pensiones», «la Educación debe servir para transformar y no para obligar», «dotar de personal y recursos necesarios para la eliminación de listas de espera», «desarrollar y promocionar programas públicos de atención y promoción específica y especializada a colectivos especialmente vulnerables», o «ninguna persona sin vivienda, ninguna vivienda sin personas».

En el gesto participaron personas vinculadas a Cáritas (atendidas, voluntarias y contratadas), también representantes de movimientos y pastorales a nivel diocesano, así como otras un importante número de personas que se acercaron hasta Vegueta para celebrar el día de la Diócesis.

En total se concentraron en la zona entre 300 y 500 personas, que corearon cada declamación de las consignas escritas con un grito unánime: «¡Yo me planto!

Miembros del equipo directivo de Cáritas Diocesana de Canarias, fueron los responsables de leer un comunicado, que reproducimos a continuación:

«Hoy día de la Diócesis, Cáritas se hace presente con el gesto de la caridad. Queremos invitar a todas las personas que nos encontramos aquí, a decir: “No más”, “a plantarnos”…

Porque el desamparo, la soledad, la vulneración, el ayuno obligatorio, la burocracia, el paro, los copagos, el racismo, los desahucios, las listas de espera, las jubilaciones obligadas, el capitalismo, el miedo, la desinformación, la privatización, la desigualdad, el empobrecimiento, la exclusión… no siembran esperanza.

Nos plantamos ante estas injusticias que llevan a miles de familias en Canarias a vivir situaciones de pobreza y exclusión. Ya está bien de que se vulneren nuestros derechos, de que se socave la esperanza, de que nos desdibujen las sonrisas, nos invisibilicen, nos excluyan, nos empobrezcan…

Queremos un futuro donde la dignidad de todas las personas esté por encima del dinero, queremos que se desahucien los mercados, que se juzgue la inmoral gestión de los políticos, que se vulneren las fronteras que dividen y que los únicos recortes sean a las injusticias.

Por las familias que acompañamos, por los derechos para todas las personas te invitamos a que nos plantemos para transformar esta realidad… para que crezcan los sueños, la esperanza, la fe, las certezas, las incertidumbres que motivan y movilizan, la vida digna.

Actuemos y comprometámonos con lo que es nuestro, con nuestros derechos.

Para sembrar esperanza y construir un mejor futuro:

¡Plantémonos por nuestros derechos!»

Leave a Reply

Introduzca el importe a donar sin decimales.