Cáritas no cierra en Semana Santa

Por D. José Domínguez Pérez. Delegado Episcopal de Cáritas Diocesana de Canarias

Ni vacaciones, ni días libres. Solo Procesiones en las puertas de los comedores. El Hijo de Dios, el Hijo del Hombre entregado de una vez para siempre, pesa más que nuestras fragilidades y miserias. Su fuerza sanadora traspasa el tiempo. Él nos hace presente en su enorme corazón. Él actúa y nos capacita para las buenas relaciones, que mejoran nuestra Humanidad desde la pequeñez de los pequeños gestos y desde el heroísmo de los grandes compromisos.

Cáritas sabe muchísimo de «esto»… Comidas diarias, literas acogedoras, cariño sincero, acompañamiento integrador, éxodo hacia la libertad… Es la pascua sin aditivos. Tierra nueva. ¡nueva familia con dignidad recuperada!

Hay semana santa, hay santos y santas de las puertas de al lado, abiertas para una humanidad anhelada. Semana Santa, meses y Años Santos. Éste es el tiempo de enchufar energía vital para un dinamismo samaritano:

– Eliminar injusticias.

– Desinfectar estructuras envenenadas.

– Estamos convocados para entretejer relaciones sanas, integradoras, transformadoras….

Vivir este sueño es la Pascua. Es el año del guardián que vigila sin ruidos, sin aplausos, sin medallas…. Él es, como dice el Papa, el hombre que pasa desapercibido, el hombre de la presencia diaria, discreta y oculta, un apoyo y una guía en tiempos de dificultad. Esta es nuestra Pascua ¡San José Bendito, ruega por nosotros!

Introduzca el importe a donar sin decimales.