Contra la discriminación racial: la acción del arciprestazgo de Las Rehoyas

Por el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, que se celebra este domingo 21 de marzo, queremos reconocer y poner en valor las diferentes iniciativas que han surgido en algunos arciprestazgos de la Diócesis. Algunos grupos de Cáritas parroquiales se han unido para compartir estos mensajes contra el racismo y la xenofobia.

Hoy queremos compartir el testimonio y la experiencia de la Cáritas Arciprestal de las Rehoyas.

“Ante la situación de las personas migrantes que llegan a nuestras islas, vimos desde un principio que debíamos de ofrecer una palabra evangélica como mensaje permanente en nuestras comunidades, en todas nuestras reuniones y celebraciones. El Papa Francisco nos ofrecía una respuesta acerca de lo que debería ser la actitud cristiana ante las personas migrantes a través de cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar. Este mensaje guía nuestra acción también a través de nuestra Cáritas, nuestro voluntariado y las asociaciones que tienen nuestras parroquias.

Ante la proliferación de los bulos, noticias falsas y los mensajes de rechazo que estaban calando tanto entre los propios cristianos y los vecinos de nuestros barrios, vimos también la necesidad de ofrecer una palabra positiva y pacificadora a todas las personas de nuestro entorno. De esa manera nació la iniciativa de poner pancartas en las parroquias.

Queremos, por un lado, dar un mensaje a la Administración de que es a ella, en primer lugar, a quien le corresponde dar soluciones justas y humanitarias. La migración es un derecho de todas las personas. Pero también queremos decir a la sociedad y a nuestros vecinos que el rechazo y la violencia que en algunos momentos parecían brotar, no eran buenos para nadie.

El enemigo de los pobres no son los otros pobres que llegan, sino el sistema en que vivimos. Contra ese sistema tenemos que unirnos y luchar para contrarrestarlo con solidaridad. La idea se compartió en el Consejo Pastoral Arciprestal y fue aprobada unánimemente. No hemos tenido reacciones negativas al colocar las pancartas en cada parroquia, más bien al contrario. Esperamos poner un granito de arena en las muchas iniciativas solidarias de nuestra sociedad”.

Este es un pequeño gesto contra la xenofobia y el racismo, que se suma a un trabajo en proceso con las comunidades parroquiales. Invitamos a otros arciprestazgos a animarse a este tipo de iniciativas.

Introduzca el importe a donar sin decimales.