Un mensaje de esperanza del voluntariado para todas las personas que participan en nuestros proyectos de apoyo familiar

 

Desde Cáritas Diocesana de Canarias seguimos atentos a las personas que peor lo están pasando en estos momentos en los que hemos tenido que parar toda nuestra actividad y nuestra vida diaria, especialmente a las personas que están en situación de soledad, personas mayores y/o dependientes y sus cuidadores.


El voluntariado de los proyectos de Apoyo Familiar está estos días muy cerca de estas personas, manteniendo el contacto telefónico continuo con ellas, dándoles ánimos, escuchándolos y estando atentos a sus necesidades básicas para poder tramitarlas con celeridad.

A todas estas personas, nuestro voluntariado ha querido mandarles un mensaje de esperanza a través de la canción «Codo con codo», que el cantautor Jorge Drexler ha difundido en sus redes sociales. Una canción que surge en estos momentos de incertidumbre, pero que se ha convertido en un canto a la esperanza y a permanecer unidos a pesar de las distancias.

Con este mensaje nos gustaría transmitir mucho ánimo, serenidad, esperanza y mucho cariño a todas las personas que acompañamos, especialmente a las que se encuentran en situación de soledad en estos días y son más vulnerables. Aprovechemos para crecer en ternura, cercanía de espíritu y comprensión. Que este tiempo sirva para restablecer nuestras prioridades y seguir luchando por las injusticias.

 

Los abrazos, los besos y las muestras de cariño solo se aplazan, nunca se olvidan.

 

 

Todo saldrá bien.

Introduzca el importe a donar sin decimales.