Cáritas, una organización de voluntariado

Un año más, desde Cáritas Diocesana de Canarias queremos celebrar el Día del Voluntariado, un día para poner en valor el compromiso de todas esas personas que, sin esperar nada a cambio, acompañan a las personas que se acercan a Cáritas y ponen su granito de arena en la construcción de una sociedad mejor.

El voluntariado es el motor de Cáritas. Sin éste, no sería posible llevar a cabo su misión como servicio organizado de la caridad dentro de la Iglesia que inspira su trabajo de acompañamiento y escucha a las personas que viven la injusticia de la pobreza.

Hay una serie de rasgos que definen cómo es la opción por el voluntariado dentro de Cáritas: un voluntariado comprometido que cree en el cambio social hacia una sociedad más justa; un voluntariado activo que aporta a la sociedad no sólo desde las tareas realizadas, sino también desde las actitudes expresadas; y un voluntariado capaz de organizarse y participar desde respuestas colectivas antes que individuales.

Además, el modelo de este voluntariado se basa en la coherencia para, desde la acción realizada, impulsar el crecimiento como persona y como cristiano; un voluntariado que plasma, a través de su participación, los valores de la solidaridad, la gratuidad y la igualdad; un voluntariado siempre disponible para la acción y para la formación, superando la barrera de la buena voluntad y promoviendo una acción de calidad; y un voluntariado en proceso, con motivaciones muy diferentes, que se va haciendo día a día por medio de la tarea, la formación y el acompañamiento.

Según los datos de la última Memoria confederal, en Cáritas participan actualmente, a través del conjunto de las 70 Cáritas Diocesanas existentes en España, un total de 84.551 personas voluntarias, que representan el 93,7% de sus recursos humanos.

En Cáritas Diocesana de Canarias, contamos con 1.128 personas voluntarias repartidas por los 21 arciprestazgos de nuestra Diócesis, que ponen su corazón y su compromiso al servicio de las personas más vulnerables. El voluntariado es una forma de vida en pro de una sociedad más justa y solidaria.

Muchas gracias a todas esas personas imprescindibles que son y que hacen Cáritas día a día.

Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas puede cambiar el mundo” -Eduardo Galeano-

Introduzca el importe a donar sin decimales.