14 de enero: Jornada Mundial del Migrante y Refugiado

La llegada de personas migrantes a través de la frontera este europea constituye un inaceptable saldo en vidas y vulneración de derechos. No es solo una crisis de refugiados. Es resultado de políticas que olvidan que detrás de cada decisión de abandonar una casa, un trabajo y una vida, hay personas a las que proteger y garantizar sus Derechos Humanos.

Por ello nos sumamos a la Jornada Mundial del Migrante y Refugiado que nos invita a acoger, proteger, promover e integrar a las personas migrantes y víctimas de trata, para que el miedo no se adueñe de nuestro corazón y se establezcan relaciones fluidas y enriquecedoras para todos y entre todos.

  • Acoger es abrazar, es acompañar, es hacer sentir al otro que no está solo.
  • Proteger es tender las manos no solo para acumular, sino para defender y acariciar.
  • Promover es soñar y construir  un futuro mejor.
  • Integrar es construir una sociedad nueva, una sociedad que no es tuya ni mía, sino nuestra.

Con estas cuatro acciones que nos propone el Papa abrimos las puertas a las familias migrantes y refugiadas, sobre todo a las más vulnerables.

 

Introduzca el importe a donar sin decimales.