Acompañar a los acompañantes

Carta del Delegado Episcopal de Cáritas Diocesana de Canarias, Don José Domínguez.

Dirigida a los agentes de Cáritas.

No se pierdan las Jornadas Institucionales de este año.

Cuidarnos y dejarnos cuidar, no hay más salida. Sin agentes maduros, actualizados y motivados, no pensemos en derechos humanos, ni en desarrollo comunitario, ni en incidencia pública, ni en sostenibilidad. Sin agentes dispuestos a la formación permanente no hay Plan Estratégico.

Por eso, debemos cuidar la Casa Común y a todos sus habitantes. La Casa Común, es para todos y todas. En esto nos jugamos nuestros sueños y los de Dios. Necesitamos lucidez.

Caminar a tientas, es un peligro.

Caminar  solos un atrevimiento.

Saber con quiénes caminamos es sensato, si sabemos a dónde vamos. Sabernos acompañar y dejarnos acompañar es muy realista y práctico. Tener las cosas claras es una tarea permanente. Contar con quienes han ido haciendo el camino es una garantía. Advertir donde están los resbaladeros es ser cautos para no tropezar en la misma piedra. Quedarse echado en la cuneta es de cobardes. Tender una mano, es una suerte. Hoy por mí, mañana por ti. Mejor, entretejer una red de protección desde un grupo con manos abiertas para entrelazarse con cuantos quieran agarrarse para  subir hasta la meta. Para servir a Dios y a usted. Es decir, a todos.

Seguro que te has convencido de que participar en las Jornadas, es una necesidad y una responsabilidad.

Para los agentes y para los pastores, con la apasionante y prioritaria tarea de acompañar a los acompañantes…

Introduzca el importe a donar sin decimales.