Visita del voluntariado de Cárita Diocesana de Canarias a los proyectos de Cáritas Mauritania

En el marco del acuerdo de cooperación fraterna entre Cáritas Diocesana de Canarias, Cáritas Mauritania, Cáritas Diocesana de Tenerife y Cáritas Española, y el compromiso de nuestra diocesana con la realidad en el Sahel, se ha desarrollado del 16 a 25 de noviembre la visita de tres agentes de la Diocesana de Canarias, dos agentes voluntarias de los Arciprestazgos de Teror y de Arucas y un agente técnico del Área Internacional; junto con compañeros de la Diocesana de Tenerife y Cáritas Española.

El objetivo pretendido y logrado de esta visita fue conocer directamente la realidad del Proyecto de Apoyo a las Comunidades Rurales de Monguel apoyado por Cáritas Canarias y otras realidades de extrema exclusión social prioritarias para Cáritas Mauritania en su acción sociocaritativa, tanto en las zonas urbanas más empobrecidas en la capital mauritana como en su labor con las comunidades de la zona de Monguel situada en el Triángulo de la “Pobreza” Esperanza.

En el transcurso de este encuentro fraterno con la realidad en el Sahel, los agentes de Cáritas pudieron observar in situ la acción de los proyectos tanto en la capital, Nuakchot, en concreto en uno de los  barrios más desfavorecidos, Dar Naim, como las acciones llevadas a cabo en el ámbito rural, concretamente en Monguel, región del Sahel, una las zonas más empobrecidas de Mauritania.

Tanto el Arciprestazgo de Teror como el de Arucas, en concreto Cáritas parroquial de Fontanales, llevan años de compromiso fraterno con la Cáritas hermana, apoyando en los últimos años el proyecto de desarrollo rural integral de  las comunidades de Monguel, mediante acciones de sensibilización y recaudación de fondos en sus comunidades.

El desarrollo de los proyectos de Cáritas Mauritania recibe apoyo de Cáritas Diocesanas de Canarias desde 2007, especialmente de las Comunidades parroquiales y el compromiso histórico del Cabildo de Gran Canaria con nuestra acción aquí y en cooperación internacional.

Este encuentro con el sufrimiento y alegrías de nuestras hermanas y hermanos en África nos ha dado la oportunidad de comprobar la enorme brecha existente entre el Norte y el Sur, una desigualdad, en todos los niveles, que impide un desarrollo adecuado de la dignidad de las personas en el Sahel, zona tan cercana geográficamente y tan lejana como prioridad para el Gobierno Canario y Español.

El protagonismo, autonomía y la dignidad con la que se organizan las personas beneficiarias de nuestros proyectos, sus pérdidas, sus esperanzas, su gratitud, su fortaleza en una lucha día a día para vivir en comunidad y su perseverancia en mejorar sus condiciones de vida contando con sus propios esfuerzos y escasos medios; nos invita a la reflexión y a la denuncia profética del hecho de que el Gobierno de Canarias haya suprimido los fondos destinados a la Cooperación al Desarrollo.

Manifestamos nuestra gratitud por la afectuosa acogida de la Cáritas hermana de Mauritania y resaltamos su labor de acompañamiento con las personas más desfavorecidas de Mauritania, siempre dándoles el protagonismo para que sean ellos los que lideren el desarrollo de sus comunidades.

Es de reseñar que esta visita no habría sido posible sin el apoyo de la compañía Binter Canarias que ha aportado generosamente los billetes de ida y vuelta a Mauritania, así como la contribución de Cáritas Española y Cáritas Mauritania. Cáritas Diocesana de Canarias y las personas beneficiarias de los proyectos que apoyamos en el Sahel. Agradecemos la contribución de todos a este viaje fraterno.

Introduzca el importe a donar sin decimales.