José Domínguez: «El cristiano debe ver y debe dejarse ver»

«El cristianismo es una invitación a estar despierto, y la Iglesia ha de ser una comunidad de esperanza. Ninguna desgracia le queda lejos. El cristiano tiene que ver y tiene que dejarse ver». Esta es una de las conclusiones que los asistentes a la conferencia Exhortación apostólica del Papa Francisco: La alegría del Evangelio, ofrecida por el delegado episcopal, José Domínguez, realizó como apertura del seminario Espiritualidad de Ojos Abiertos, organizado por el área de Formación de Cáritas Diocesana de Canarias.

{phocadownload view=file|id=32|text=Exhortación apostólica del Papa Francisco: La alegría del Evangelio |target=s}

 

Domínguez comenzó su charla invitando a «estar alerta» y a «reconocer a los otros«, argumentando que «para esta Iglesia extendida por toda la Tierra, ninguna desgracia le queda lejos».

Con constantes referencias a la Exhortación Evangelii Gaudium (EG), del Papa Francisco, recordó que cada cristiano y cada comunidad está llamado a ser instrumento de Dios para la liberación y promoción de los pobres, de manera que pueda integrarse plenamente en la sociedad.

Los fundamentos principales los dividió en doce puntos, que van desde la necesidad de tener una vida interior que evite que nos convirtamos en seres resentidos y quejosos, hasta la experiencia de ser salvados por Jesús.

A este respecto recuerda que según Francisco: «Contemplar toda su vida, su forma de tratar a los pobres, sus gestos, su coherencia, su generosidad cotidiana y sencilla, su entrega total… Es lo que necesitan las personas y esperan los pueblos».

Como opciones de la Caridad, José Domínguez apunta, desde la EG, acercarse a la realidad con la mirada del Buen Pastor, que no juzga sino ama; cada cristiano y cada comunidad está llamado a cooperar para resolver las causas estructurales de la pobreza y promover el desarrollo; crear una nueva mentalidad que piense en términos de comunidad; respetar los derechos individuales y colectivos sin olvidar que el planeta es toda la Humanidad y para toda la Humanidad y en donde, a veces, los más favorecidos han de renunciar a algunos de sus derechos para poner sus bienes al servicio de los demás; no se resuelven los problemas del mundo mientras no se ataquen las causas estructurales de la iniquidad; se requieren decisiones, programas, mecanismos y procesos orientados a una mejor distribución del ingreso, creación de fuentes de trabajo, promoción integral y a la superación del mero asistencialismo, entre otros puntos.

Como características de la Caridad señaló cinco cuestiones, donde la palabra de Dios como motivación de la salida, la necesidad de transmitir la experiencia de Dios como testimonio, y cooperar a resolver las causas estructurales de la pobreza, son algunos de los referidos.

La próxima conferencia tendrá lugar el próximo 28 de enero, a las 16.30 horas en la parroquia de Santo Domingo, en Vegueta, y correrá a cargo de Carlos Jarque, cura acompañante de Cáritas Arciprestal de Las Rehoyas.

Leave a Reply

Introduzca el importe a donar sin decimales.